1.500 euros en dos ollas, 560 euros en un estanco, compra de patatas viernes y lunes cuando el comedor cierra los fines de semana… Ya hay seis imputados

05/11/14. Sociedad. El teniente alcalde de Benalmádena, Francisco Salido, ha sido imputado. En enero declarará ante el juez, que también requiere los testimonios del hermano y del cuñado de quien es líder del partido UCB (Unión de Centro Benalmádena). EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha conversado con la edila independiente Encarnación Cortés, que ha denunciado el escándalo de la asociación ‘Comedor Social’ del municipio: el colectivo tiene 250.000 euros en gastos sin justificar hechos con dinero público (subvenciones).

SALIDO prestará declaración ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Torremolinos. Recibió la notificación el pasado lunes, y como él, tendrán que declarar cinco imputados más: el número dos del partido de Salido, José Manuel López Merino; el presidente de la asociación Comedor Social, José Lara; el secretario de dicho colectivo, que además es cuñado de Salido, Francisco Cañete; el tesorero, Antonio Pérez Relinque; y el hermano de Salido, Enrique Salido, que además es voluntario remunerado del comedor.

LOS informes del interventor y de la asesoría jurídica (aunque este último todavía no ha sido publicado) van en la misma línea que la denunciante, la concejala independiente Encarnación Cortés. Esta edila abandonó la formación en abril de 2012. Salido decidió poco después apoyar una moción de censura presentada por el Partido Popular para echar del Gobierno local a los socialistas, que ganaron en las municipales de 2011 con el apoyo de IU.

EL todavía teniente alcalde (no piensa dimitir, asegura) y delegado de Bienestar Social y de Puerto Deportivo afronta unas acusaciones por las cuales está imputado como presunto autor de delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias e infidelidad en la custodia de documentos.

ESTE caso ‘Comedor Social’ estalló el pasado mes de agosto, cuando el periódico infoLibre se hizo eco del informe del interventor del Consistorio. En el escrito, el interventor denunciaba que la asociación Comedor Social no había justificado gastos realizados con el dinero de subvenciones. Las facturas no justificadas ascienden a una cuantía de 251.666 euros. El edil de Bienestar Social, el departamento que cedía estas ayudas, es familia directa de miembros del colectivo que no ha justificado debidamente los gastos.

LA investigación del interventor arrancó antes, cuando instó a la asociación Comedor Social a que presentasen las cuentas para comprobar que todo estaba en orden. “Entonces”, explica la concejala Cortés a esta revista, “dijeron que no tenían libro de cuentas. Más tarde dijeron que el Tesorero lo escribía a mano, a lo que el interventor pidió que le diesen ‘lo que fuese’. Al final dieron unas cuentas a finales de agosto, coincidiendo casi con la publicación del informe del interventor”.

VOLUNTARIOS -cuya identidad no ha sido revelada- de la asociación Comedor Social han declarado a periódicos locales como Benalmádena Directo que “los atunes que se pescaron y donaron para el comedor social tras el campeonato de pesca de altura realizado en el Puerto Deportivo jamás llegaron a su destino, nadie sabe dónde fueron a parar” (ver AQUÍ).

NO son pocas las sospechas que envuelven ahora a este comedor social de Benalmádena. "A nosotros nos llegaban cosas como que se gastaban 1.500 euros en dos ollas, o que se hacía una compra grande de patatas el viernes y luego se hacía otra igual de grande el lunes cuando el centro los fines de semana está cerrado", ejemplificó Cortés al diario infoLibre. La edila ha contado con el apoyo para la investigación de la Comisión Anticorrupción del Partido X. En su blog cuenta cómo transcurre el caso con cierta frecuencia. A principios de mes explicó que en la última sesión plenaria del Ayuntamiento preguntó al equipo de Gobierno cómo era posible que en las cuentas de la asociación Comedor Social se destinase un pago de 560 euros en un estanco. Nadie pudo responder.

POR su parte, la asociación Comedor Social de Benalmádena emitió ayer un comunicado en el que aseguraba que “prosigue en su labor de aclarar la situación que se ha planteado por parte del Ayuntamiento de Benalmádena, tras haberle sido retirada las subvenciones y haberse incoado un expediente para la reclamación de parte de las otorgadas hasta el momento”. Por ello, el colectivo anunció que ayer presentó un conjunto de 35 tomos que superan las 8.000 páginas, “de lo cual se ha entregado tanto original como copia, para su cotejo”.

LO aportado ahora por la asociación (que carga contra el Ayuntamiento al que le reprocha “meses de silencio” y que “por fin se ha iniciado un expediente claro por el cual se nos ha solicitado toda documentación”) son sobre todos las alegaciones planteadas al informe de intervención. “Esperamos que en esta ocasión sí se nos solicite nuestra colaboración para resolver cualquier duda que se plantee en alcaldía acerca de la documentación aportada”, zanjó el texto.

PUEDE leer aquí un artículo relacionado con esta publicación:
- 17/07/14 Desmanes urbanísticos y exceso de ruidos hacen que una asociación de vecinos de Torremuelle (Benalmádena) se alce en guerra contra el restaurante Blankko. Mientras, el Ayuntamiento (PP) ignora las quejas