Las obras de rehabilitación del templo de San Julián se han llevado en siete años 800.000 euros municipales. Los 6.000 euros a una cofradía de San Andrés llegan como premio por sus cursos de bordado y de imaginería (?)

06/04/15. Sociedad. El Ayuntamiento de Málaga se ha plegado un año más a las necesidades de la religión católica y su santa madre Iglesia. El pasado lunes, ya en pleno fulgor semanasantero, el Consistorio anunciaba que cedía parte del Hospital Noble (donde de momento la corporación mantiene unas cuantas oficinas) a la Hermandad del Descendimiento. También informaba sobre la cesión...

...de otra parcela municipal, de forma gratuita, a la Hermandad del Dulce Nombre. También se hacía eco del acuerdo del Consejo del Instituto Municipal de la Vivienda, que meses atrás aprobó con los votos del PP la concesión de una nueva subvención a la rehabilitación de la Iglesia de San Julián, esta de 126.000 euros. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com recuerda que esa es la tercera ayuda que el Consistorio da a las reformas de este templo en siete años, y que el dinero municipal destinado a estos trabajos ya supera los 800.000 euros. Mientras el Ayuntamiento sigue repartiendo el dinero del contribuyente entre el culto católico, sigue habiendo gente sin casas y sin la seguridad de tener un plato de comida diario.

EL equipo de Gobierno municipal del PP ha aprobado la modificación del primer expediente de crédito de 2015. Está valorado en 3,9 millones de euros y las partidas que varían son, sobre todo, para beneficiar al culto católico. Así, por poner un ejemplo, la Asociación de Fieles de la Futura Hermandad de Culto y Procesión del Santo Cristo de la Luz, María Santísima del Mar y Nuestro Padre Jesús de los Niños va a poder comprar una talla gracias a la concesión de 6.000 euros del erario público. En palabras de Gemma del Corral, concejala de Cultura, esta subvención, que no cubre el 100% del gasto, responde a la buena labor “benéfica, social y cultural” que viene llevando a cabo esta incipiente cofradía. ¿Ejemplos? Talleres de bordado o imaginería.

OTROS
6.000 euros van destinados a la Agrupación de Cofradías, que se suma a los 36.000 euros de subvención directa que el Consistorio destina a este conjunto de hermandades para la celebración anual de la Semana Santa. ¿El motivo de estos 6.000 euros? Sobrecostes en el montaje de la tribuna oficial de la Plaza de la Constitución.

PERO
estas no son las únicas novedades en cuanto a religión se refiere. El Ayuntamiento de Málaga comunicó a los medios el pasado lunes, en plena pasión cofrade, la cesión de parte del Hospital Noble (inmueble en el que de momento la corporación local todavía tiene oficinas) a la Hermandad del Descendimiento. También señaló la cesión de una parcela a la Hermandad del Dulce Nombre.


LA
cesión del Hospital Noble al Desprendimiento es gratuita. La agrupación cofrade solo se tiene que comprometer a mantener el centro abierto con una función social y cultural, y que se transforme en un “elemento dinamizador del barrio”. La superficie de solar es de unos 200 metros cuadrados y la construida de más de 1.000 metros cuadrados. Consta de una altura edificada de planta baja, entre planta y tres plantas sobre rasante, además de una planta sótano. Por supuesto, el Consistorio se ha hecho cargo de los 33.000 euros que ha costado la reforma del inmueble.

LA
parcela que se concede gratuitamente a la Hermandad del Dulce Nombre, por el otro lado, se encuentra junto al Campus de El Ejido, y es de más de 300 metros cuadrados. El privilegio que el Consistorio concede a las agrupaciones cofrades ha hecho que el Dulce Nombre haya tenido la oportunidad incluso de elegir qué parcela municipal quedarse. Según el comunicado del Ayuntamiento, “en En principio, se eligió la zona norte del Deportivo de Segalerva como posible ubicación, formulándose propuestas de definición de la parcela, si bien finalmente esta entidad religiosa ha optado la ubicación de calle Diego de Siloé sobre la que otra Cofradía, la de Salesianos, disfrutaba de un Derecho de Superficie al que ha renunciado recientemente”.


EL
equipo de Gobierno municipal aprovechó también el Lunes Santo para anunciar lo que se sabe desde febrero: las obras de rehabilitación de la Iglesia de San Julián han vuelto a ser subvencionadas con más de 126.000 euros. Estos trabajos se prolongan desde hace años. Hace siete, el Instituto Municipal de la Vivienda ya concedió una ayuda pública de unos 633.600 euros que pide la Agrupación de Cofradías. Fue en el año 2007. La Oficina de Rehabilitación del IMV entonces estima que la obra de mejora del espacio podría ascender a 1.267.195 euros, por lo que las cofradías tendrían que asumir el montante restante. Sin embargo, en octubre de 2014 la Agrupación de Cofradías solicitó una segunda subvención después de que, según el Instituto Municipal de la Vivienda, las primeras obras hayan ayudado a determinar el mal estado de las cubiertas. El organismo concede 43.108 euros para repararlas. El pasado mes de febrero se aprobó en el Consejo Rector de este organismo la concesión de una subvención de 127.000 euros para acabar con la rehabilitación del templo. En total, el Consistorio ha invertido cerca de 800.000 euros, lo que motivó que la oposición pusiese el grito en el cielo. En palabras de Eduardo Zorrilla, portavoz del Grupo Municipal de IU, “las subvenciones no tienen ese objeto ni mucho menos como para que se den hasta tres veces a la misma agrupación para una sola obra”, aseguró. “Hay viviendas en Málaga que se quedan fuera de esta convocatoria y que están muy necesitadas”, recordó, lamentando la línea que el equipo de Gobierno municipal lleva “emprendida desde hace un tiempo, establecer una doble vara de medir”.

PUEDE ver aquí anteriores informaciones relacionadas con esta publicación:
- 10/02/15 Más dinero. El Instituto Municipal de la Vivienda aprueba hoy subvencionar por tercera vez la rehabilitación de la Iglesia de San Julián de la Agrupación de Cofradías. El Consistorio ya destinó 676.000 euros para este objetivo en dos ocasiones anteriores
- 13/02/12 El obispo de Málaga se gasta 300.000 euros en enseñar a los turistas las grietas de la cubierta de la catedral en lugar de arreglarlas