Rechaza que se recubra con acero corten, afecta a un monumento: la plaza de toros. María Pepa Lara explicó en un trabajo historiográfico que el Ayuntamiento no cumplió ni cumple con las exigencias de los herederos de Guillermo Noble

13/11/15. Urbanismo. La Junta mostró esta semana sus reticencias a que la futura Casa de la Cofradía del Descendimiento se recubra de acero corten. La propuesta emana de la empresa HCP Arquitectos bajo la dirección de Fausto Alarcón y Eduardo Guerrero Strachan, hermano de la entidad religiosa. La sede de la misma será a partir de 2017 la ampliación del Hospital Noble, un inmueble de...

...propiedad municipal que cedió hace meses parte de sus instalaciones totalmente gratis. El trabajo de la historiadora María Pepa Lara García, exarchivera en el Ayuntamiento, recuerda que el Hospital Noble data del siglo XIX y que lo cedieron herederos del inglés Guillermo Noble bajo la condición de que siempre se destinase a la beneficiencia o a fines sanitarios. Hace cerca de 40 años que esto dejó de ser así, lo que el Consistorio sigue aprovechando bajo una argucia legal. No puede ser reclamado por sus herederos y, aún encima, el fin del inmueble ahora será casi totalmente privado, con fines de culto religioso. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL Gobierno andaluz ha impedido que, a propuesta de los arquitectos, la futura Casa Hermandad de la Cofradía del Descendimiento se recubra de acero corten. El acceso a esta futura sede religiosa se encuentra en la calle peatonal que da desde la ampliación de Hospital Noble hacia la plaza de toros de La Malagueta. Es en esta vía donde habrá en cuestión de meses dos enormes portalones, ya que el Ayuntamiento rubricó este mismo año la cesión gratuita de parte de este edificio municipal a esta entidad religiosa, haciendo propio de la Casona un curioso leitmotiv: antes se realojan cofrades que desahuciados.

HA
sido la Delegación en Málaga de la Consejería de Cultura la institución que ha elevado estos reparos al entender que el recubrir la ampliación de este edificio público (que pronto será de uso privado) con planchas que recuerdan al acero oxidado supone un impacto serio a las inmediaciones de la plaza de toros de La Malagueta, considerada un Bien de Interés Cultural a preservar. Es el mismo argumento que la misma administración utilizó también este año contra la futura Casa Hermandad de las Cofradías Fusionadas, que erigirá en la Plaza Camas, cerca de Pasillo Santa Isabel, su propia sede. En el caso de las Fusionadas, el proyecto arquitectónico fue considerado un “mamotreto” por parte de colectivos en defensa del patrimonio, que pronto emplazaron a la Junta a actuar para preservar otro BIC, el Museo de Artes y Costumbres Populares que explota la Fundación Unicaja.

EL
Hospital Noble data del siglo XIX y lo recepcionó el Ayuntamiento de Málaga después de que los herederos de Guillermo Noble decidieran erigir un edificio destinado a la sanidad y a la beneficiencia en Málaga. Fue en 1865 cuando este inmueble fue recepcionado, como recuerda un antiguo trabajo historiográfico de la exarchivera municipal María Pepa Lara (AQUÍ). Un siglo después se erigió la ampliación, que es la que va a ocupar ahora una entidad religiosa de culto privado.

EN
su trabajo académico, Lara señala que de tres condiciones de estos herederos, se especificaba una. “Si por cualquier causa o accidente se dejase arruinar el edificio, sin repararlo o si se aplicase a otro objeto que no fuese beneficiencia, recaería por este hecho la propiedad del hospital, incluso el terreno que ocupase, en los herederos del Dr. Noble o en quién les representase”.

EN
los estertores finales del franquismo la Sanidad fue una competencia que comenzó a asumir el Estado y que poco después se destinó a las carteras autonómicas. El Servicio Sanitario municipal ya no cobraba ningún sentido y el Hospital Noble empezó a albergar instalaciones municipales, como la sede de la Empresa de Aguas, lo que empezó a motivar molestias y malestar en la opinión pública malagueña, como recogía Lara en su texto. Sin embargo, el Ayuntamiento alegó en todo momento que la imposibilidad de dedicar el inmueble a cuestiones sanitarias ha sido “sobrevenida”; y “al desaparecer la beneficencia municipal, el cumplimiento de la carga ha devenido imposible por imperativo legal”. Así lo detallaba un informe del Área de Medio Ambiente fechado el 29 de julio de 1992, que sí dio cabida a la posibilidad de que un heredero del doctor anglosajón Noble reclamase la propiedad del inmueble. La dio, pero alegó que el plazo para presentar ese recurso era solo de cuatro años y que por tanto esa posibilidad había desaparecido con su caducidad.

ESTA
es la historiografía resumida de uno de los edificios más emblemáticos de La Malagueta, que ha pasado de servir un fin sanitario y benéfico a acoger bienes y servicios públicos y municipales, para acabar convirtiéndose en la sede de una entidad privada y religiosa. En la cesión, el equipo de Francisco de la Torre (PP) condicionó la gratuidad del traspaso a que la Cofradía mantuviese la sede abierta al público para prestar un servicio cultural. La respuesta es otro museo más para la ciudad.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta publicación:
- 23/04/14
 La historia del Hospital Noble (y II). De la muerte del doctor Noble a la construcción del hospital: cuando la burocracia española casi se lleva el edificio al sur francés
- 22/04/14
 La historia del Hospital Noble (I). Quién fue el doctor Noble y quiénes fueron sus descendientes
- 22/04/14 Dinero público, gasto privado. El Ayuntamiento pagará 355.000 euros para cederle el Hospital Noble a una cofradía. Otros 200.000 al privado Museo del Automóvil porque no es rentable. 15.000 al Grupo Mundo para conciertos…
- 06/04/14 Un Ayuntamiento al servicio de la religión católica. Regala parte del Hospital Noble a una cofradía. Cede a otra una parcela. Subvenciona por tercera vez la rehabilitación de San Julián. Da 6.000 euros a otra hermandad para que compre una talla