La propuesta la dejó el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, sobre el tejado del Consistorio. La bronca, latente, vuelve a explotar. Los primeros cruces de acusaciones se vislumbraron tras la polémica de la Plaza de Camas

08/01/16. Urbanismo. De nuevo, guerra. La Gerencia Municipal de Urbanismo que controla el concejal Francisco Pomares (PP) estudiará la iniciativa por la que se crearía un centro comercial en los terrenos libres del muelle cuatro. El Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) que controla el funcionario Pedro Marín Cots, jefe de Programas Europeos en el Consistorio, ha tardado poco en...

...pronunciarse: prefiere que en la parcela se levanten equipamientos sociales. La relación entre Pomares y Marín Cots es prolija en desencuentros; ya hace un año hubo quejas públicas ante el alcalde De la Torre por los cruces de acusaciones a cuenta de la polémica Plaza de Camas. Una información que rescata EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

A mediados de 2014, el proyecto de la Plaza Camas (que se erige sobre el aparcamiento de la calle del mismo nombre) se quedó sin subvención europea. El departamento responsable de buscar estas ayudas continentales es el Servicio de Programas Europeos, cuyo jefe es el alto funcionario Pedro Marín Cots. La razón que el Consistorio esgrimió a mediados de 2014 para explicar la pérdida de esta ayuda fue que el nuevo espacio no convencía a los vecinos, y uno de los requisitos fundamentales para optar a estas subvenciones era contar con el beneplácito de los residentes antes de acometer obra alguna. El concejal responsable del Área de Urbanismo, Francisco Pomares, lejos de exculparse, echó el ‘muerto’ a los propios vecinos, y al propio Marín Cots, uno de los afines al alcalde Francisco de la Torre. “Si les vale este proyecto de la plaza de Camas para recabar fondos europeos, estupendo, y si no, que los busquen, que ese es su trabajo. Mi trabajo es consensuar con los vecinos, eso es lo que hago y lo que he hecho. El director del OMAU es el que tendrá que trabajar para gestionar los fondos. Que se dedique cada uno a su trabajo”. “Ningún vecino, ni el director del OMAU, prestaron atención a lo que se enseñó y, cuando se acabó la plaza, no gustó”, zanjó a finales del año 2014 el concejal.

DESDE entonces las tensiones y disputas internas entre Pomares y Marín han sido constantes, y han vuelto a resurgir. Paulino Plata confirmó hace escasos días haber recibido una solicitud de una inmobiliaria para abrir una concurrencia de proyectos. La privada estaría interesada en crear un centro comercial con un inmueble para oficinas en la pastilla de terrenos libres del Puerto malagueño, en el muelle cuatro. El recinto portuario ya se ha puesto en contacto con la Gerencia Municipal de Urbanismo, quien ya ha confirmado que estudiará el tema. A las pocas horas, era el propio Marín a través de su OMAU quien señalaba que en esa parcela se deberían instalar complejos y equipamientos sociales y vecinales.

LA
bronca la ha dejado Plata sobre el tejado del Consistorio. El periodista Ignacio Lillo titulaba el día de Nochebuena que Puerto y Ayuntamiento quieren acometer este centro comercial “sin debate ciudadano”. A las horas, era Plata quien se significaba señalando que ese debate “lo debe articular” el propio Ayuntamiento. En el pleno municipal los grupos municipales ya se están posicionando. El socialista, por ejemplo, ha pedido que se estudie muy bien las necesidades de Málaga y las posibilidades de que su centro crezca hasta el sur. Sorprende el pudor en las palabras de los de María Gámez, la portavoz del PSOE, dado que el Puerto es de su mismo signo político.

EL
puerto malagueño ha abierto en los últimos meses varias polémicas a las que se ha tenido que enfrentar finalmente el Consistorio. Uno de los últimos ejemplos fue la noria, ubicada detrás de La Equitativa y de la Plaza de la Marina. Un debate sobre el que el OMAU no se llegó a pronunciar.

MIENTRAS
tanto, el Observatorio de Medio Ambiente Urbano ya ha resuelto muchos de sus contratos anuales para contar con los servicios de varios profesionales sin que estén en su plantilla. El diario El Confidencial denunció que se trataban de falsos autónomos por los que la inspección laboral había comenzado una investigación. Marín Cots, jefe de Servicio, se defendió en ese diario en febrero con otro dardo envenenado a sus compañeros, en especial también al propio Pomares: “Nosotros no tenemos un horario habitual. Trabajamos más horas que en otras áreas municipales, no de 8 a 3. Muchos se quedan más allá de las 4 o trabajan en su casa o los fines de semana. Más de la mitad viaja continuamente. Eso a mucha gente le quema”.

PUEDE ver aquí un artículo anterior relacionado con esta publicación:
- 30/11/15
El OMAU, ‘marca’ con la que el Ayuntamiento gestiona fondos europeos, tuvo 14 falsos autónomos durante años. La Corporación sigue destinando dinero a la fundación CIEDES, de la que es parte, para que haga eventos en este servicio
- 26/10/15 El director de Programas Europeos, Marín, sigue “haciendo y deshaciendo a su antojo”. El Ayuntamiento saca plazas de este servicio para falsos autónomos, a pesar de que lleva meses siendo investigado por una inspección de trabajo
- 17/02/15 
Pedro Marín Cots, responsable de los fondos europeos que entran en el Ayuntamiento de Málaga, monta su quiosco al margen de la Corporación. De 16 personas que trabajan para él en el OMAU, 14 son falsos autónomos
- 12/06/15 
La hija del jefe de Programas Europeos del Ayuntamiento trabaja para el director del CAC, Fernando Francés, cuyas empresas se ven beneficiadas por los fondos que recauda este departamento