El Consistorio sigue protagonizando una errática política de urbanismo duro, en la que estos ‘reposabrazos’ impiden a las personas tumbarse y solo molestan

18/01/16. Urbanismo. Arquitectura defensiva en Málaga. No era bastante con el Ensanche Heredia o la plaza del barrilito, frente a la Estación de Buses. Los pinchos antimendigo ya están en la mismísima Plaza de la Marina. El Ayuntamiento sigue aplicando este tipo de iniciativas sin aspavientos ni grandes ni pomposos anuncios en las redes o medios, pero sus elementos son de los que más cambios...

...introduce en la rutina de una plaza. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

PLAZAS duras, arquitectura defensiva. Son algunos de los términos que se emplean para definir las políticas y acciones institucionales encaminadas a hacer menos disfrutable una urbe por parte de sus vecinos, siempre con el afán de fomentar las dinámicas capitalistas y expulsar de las plazas a los mendigos, sin techos o excluidos y marginados del sistema.


MÁLAGA
se convierte en una ciudad un poco más hostil. El Ensanche Heredia llamado ‘Soho’, pretendido barrio de las artes, y la plaza Poeta Alfonso Canales, cuentan con un mobiliario urbano ‘hostil’ que impide a los viandantes recostarse. Bancos ‘antimendigos’. Ahora este tipo de urbanismo se extiende a la Plaza de la Marina.

ESTA
revista ha detectado en su entorno varios elementos antimendigos en los bancos, así como varios postes junto a un escalón que no están ni unidos ni se les conoce función alguna.


LA
 arquitectura defensiva, las ciudades hostiles, son conceptos urbanísticos que se han mediatizado recientemente con la polémica que surgió en el Reino Unido, cuando una comunidad de vecinos decidió colocar unos pinchos en un hueco del portal del bloque para evitar que los mendigos se apostasen y resguardasen a dormir allí. Polémica que se trasladó a una cadena de supermercados del mismo país, Tesco, por ejercer las mismas prácticas en sus escaparates.

“LA
 arquitectura defensiva ofrece bancos incómodos, fuentes secas y plazas sin sombra” es algo que explica la periodista Patricia Gosálvez en un artículo de El País (AQUÍ). Las plazas sin sombra es algo que no es extraño para los malagueños, que recientemente han comprobado cómo el Consistorio planea inaugurar la nueva plaza de la calle Camas, construida encima de un aparcamiento subterráneo: un jardín de juegos sin sombra, tal y como lamenta José Góngora, usuario de Twitter quien comparte esta imagen en la red social mientras considera que “hay que tener valor” para llevar a los chiquillos a jugar a esa plaza.


PUEDE 
ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 23/10/15
 Tiendas de Supersol en Málaga ponen pinchos en las puertas para que no se sienten los mendigos. Los indigentes tienen que tirarse al suelo para pedir. En Londres, una polémica provocó que muchos negocios retiraran estos clavos
- 04/07/14
 El ‘Soho’ se puebla de bancos ‘antimendigos’. Su diseño impide que una persona pueda recostarse. Transforman el modelo que había incluyéndole reposabrazos centrales. Se desprecia la idea de convertir el barrio en un lugar de inclusión y acogida