EL OBSERVADOR comparte una aplicación de Europa Press que permite conocer cómo ha evolucionado el precio de la vivienda estos años en 12 segundos

30/06/14. Urbanismo. El precio de la vivienda en la capital de la provincia ha caído en más del 50% desde el año 2007, cuando el metro cuadrado estaba a más de 3.000 euros. Hoy, el metro cuadrado se paga por menos de 1.500: apenas 1.256 euros. La agencia Europa Press ha resumido los datos en una aplicación que en doce segundos muestra cómo han evolucionado los precios en la provincia.

EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com se hace eco de esta información.

DESDE 2006 hasta hoy día las ciudades de Marbella, Mijas, Fuengirola, Alhaurín, Torremolinos, Benalmádena, Rincón de la Victoria y la capital, Málaga, han seguido unos patrones muy similares en la evolución de su vivienda. Primero, en 2006, todos los municipios experimentaban ascensos en la tasación del metro cuadrado. El de la capital malagueña se cotizaba a 2.642. Sin embargo, ya en 2008 comenzaron a caer los precios en ciudades como Marbella o Alhaurín.

LA caída de la burbuja en Málaga llegó poco después, y el descenso en los precios ha sido estrepitoso. En 2007, la capital alcanzó el pico histórico de datos registrados por estas fechas de 3.084 euros por metro cuadrado. Ahora solo se paga a los referidos 1.256 euros. En Marbella el estrépito no ha sido tanto pero la caída también resulta contundente: de 2.870 euros por metro cuadrado en 2008, cuando comenzó a caer el precio hasta los 1.912 euros por m2. Alhaurín de la Torre ha rebajado los precios de sus viviendas prácticamente en la mitad, de los casi 2.400 euros por metro a los 1.200. También más de la mitad ha supuesto la pronunciada bajada de los precios en el municipio mijeño, que en solo seis años el valor de la vivienda ha caído de los 2.700 a los 1.200 euros aproximados por metro cuadrado.


PUEDE
acceder usted mismo a las aplicaciones de Europa Press y consultar la evolución de la provincia en el mapa. Pinche AQUÍ.

SOCIEDAD de Tasación explicó al diario El País este mismo año que la vivienda continúa perdiendo valor por “todo el catálogo de circunstancias con el que convivimos desde el estallido de la burbuja”. Así, se explica este descenso en “la dificultad para acceder al empleo y mantenerlo, la eliminación de incentivos fiscales para la adquisición de vivienda y el incremento del IVA a finales de 2012, la dificultad de acceso a la financiación, el aumento de los requisitos en las políticas de concesión y la gran concentración de activos en algunos operadores”.

LA provincia de Málaga conjuga varios de estos argumentos. Los bancos, como el Sabadell, dicen confiar en Málaga pero solo para incentivar el comercio y con él, el empleo. Un empleo que por otro lado tarda en llegar, siendo el sector servicios más que una pata vertebral de la industria malagueña, una exagerada dependencia de la economía local. El pasado mes de mayo, Málaga encaró una de las mejores bajadas en los números del paro, siendo el cuarto descenso más pronunciado de todo el país. Cayó en 5.062, 2,51 puntos menos. Sin embargo, la provincia sumó entonces 196.381 parados, casi 200.000 personas sin empleo en un contexto de crisis difícil de encarar.