La formación de izquierdas pidió a De la Torre un debate ciudadano. López Cuenca: “Antes hay que proteger los espacios públicos”. Ozomek: “Bien, siempre que se acometa un proyecto futuro bueno”. Ramos: “La buena opción no es derribar”

02/03/15. Urbanismo. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com comienza este lunes una recopilación de testimonios de expertos sobre un tema que Izquierda Unida formuló hace años y rescató a principios del presente: el derribo de la manzana del antiguo cine Astoria para lograr una Plaza de la Merced amplia y abierta con vistas a la Alcazaba. Esta publicación se ha puesto en contacto con el...

...artista Rogelio López Cuenca, con el geógrafo Anton Ozomek y con el arquitecto Fernando Ramos Muñoz para poder contar con su opinión al respecto. Son dispares y enriquecedoras. Este es el primero de varios envíos recopilando opiniones sobre el asunto, que dará que hablar a lo largo de este año. Rogelio López Cuenca cree que hay que detenerse, sobretodo, a definir y proteger los espacios públicos. Anton Ozomek no ve mal el derribo del cine Astoria para colocar un parque o algo “sencillo”, y que dé paso, al cabo de unos años, a un proyecto interesante. Fernando Ramos rechaza la propuesta de derribar el antiguo cine. Dice que esa no es “la buena opción”.

“LO que me parece lo más importante de todo es la protección de las plazas como espacios públicos. En nombre de la recuperación de estos espacios públicos está teniendo lugar un urbanismo al servicio de la industria de hostelería. Los espacios públicos, por definición, son de usos múltiples, pero se convierten en uno de uso único con una finalidad recaudatoria por parte de las administraciones”, considera el artista plástico Rogelio López Cuenca. El profesional nerjeño es uno de los artistas españoles con más reconocimiento y proyección de la escena contemporánea española, sobre todo a nivel internacional, y se caracteriza por procurar un nexo de unión entre las artes plásticas con las ciencias sociales. Considera que el arte le da un modelo narrativo sobre el que se pueden arrojar estudios más académicos y convencionales, y conocidas son sus cartografías de ciudades como Valparaiso, México o Roma. Por eso, cuando habla de espacio público, habla un estudioso experto. “Creo que antes que plantear el derribo del antiguo cine, hay que empezar a proteger los espacios públicos compartidos de las ciudades. Hacemos una plaza. Pero antes hay que definir qué es una plaza y qué finalidades tiene. Eso es lo más grave y sucede no solo en Málaga, sino en todo el modelo urbanístico liberal”, zanja.


ANTON Ozomek es, como López Cuenca y Fernando Ramos Muñoz, colaborador de esta revista. Explica que lleva un tiempo algo desconectado con asuntos del patrimonio, pero sí puede dar una opinión sobre este tema. Considera acertado el derribo de la manzana del cine Astoria, para evitar ese “bodrio arquitectónico de los años 70”. Sin embargo, difiere con IU con que después no se construya nada. “Me parece mejor idea demoler la manzana actual que hay y cuando en un futuro haya un buen proyecto, entonces levantar algo que termine de cerrar la plaza, tal y como debe ser. Es una plaza decimonónica, debe ser cerrada con sus cuatro costados”. “En ese terreno se puede poner un parquecito, y cuando en un futuro haya dinero, entonces acometer algo interesante”.

FERNANDO Ramos Muñoz es más contundente. “La idea así, en abstracto, de derribar, me parece mala. La buena opción es mantener la manzana construida”. Explica que la Plaza María Guerrero (inmediatamente detrás del antiguo cine) es ya un error “porque es un ensanchamiento”. “Allí hay manzanas con distinta configuración y se ha ido construyendo a retales”, explica. “Se han abierto espacios y se han cubierto otros, por inercia, sin una estrategia clara. Lo que ha quedado es una suma de retales sin una idea coherente, un ensanchamiento de la calle Álamos que no responde a nada”. Por eso, zanja diciendo que no se debe derribar el cine. “Lo que haría sería descomprimir la plaza. La plaza es un espacio cerrado, delimitado y perfectamente cerrado, con sus conexiones viales, con sus vías peatonales. No tiene sentido derribar esa manzana porque lo que haces es destruir espacio de la misma plaza”.

IU propuso hace años el derribo de la manzana del Astoria como medida para ahorrar inversión. Con ello, explicaron, sería posible dejar a la vista los restos arqueológicos que permanecen hasta ahora ocultos en el subsuelo y sobre los que hay documentación, según señaló el portavoz del grupo municipal de esta formación, Eduardo Zorrilla. En enero de este mismo año, De la Torre arrojó novedades sobre el tema Astoria, como derribar parte de la manzana, lo que fue calificado por IU como electoralismo, y aunque defiende la teoría de acabar con la manzana entera, pidió a De la Torre que abriese un “debate ciudadano”. Este debate ya se da en esta revista, mientras el regidor baraja abrir un nuevo concurso de ideas para este enclave malagueño.


PUEDE leer aquí otras informaciones relacionadas con esta publicación:
- 02/06/14 Unión Cine Ciudad, empresa propietaria y culpable del abandono que propició el incendio del cine Andalucía, mantuvo abierto 23 años sin licencia los América Multicines, junto a la estación de Málaga. Cerró en 2003 para construir en el solar viviendas
- 30/05/14 Unión Cine Ciudad: la empresa que llena el centro de cadáveres de cines. Los inmuebles que fueron de su propiedad acaban abandonados con la connivencia del Ayuntamiento: Andalucía, Astoria, Victoria…